Transplantes Alfa 1Si la enfermedad hepática o pulmonar por Déficit de Alfa-1 Antitripsina llegase a desarrollarse hasta la gravedad, es posible que los especialistas recomienden el trasplante como solución.

El trasplante pulmonar es una opción consolidada desde hace más de 20 años para el tratamiento de la enfermedad pulmonar avanzada. Será su neumólogo quien debe proporcionarle la primera información sobre la existencia de esta opción. Cuando el especialista lo ve indicado remitirá al paciente a una unidad especializadas en trasplante pulmonar, donde realizarán un estudio a fondo del caso y valorarán si es un candidato apto para el trasplante teniendo en cuenta multitud de variables y contraindicaciones. Finalmente, la decisión de someterse o no al trasplante la debe tomar el paciente de modo individual, una vez conocidas todas las dificultades y ventajas.

El mismo procedimiento es de aplicación para el trasplante de hígado. En este caso el tiempo de espera puede ser menor debido a que existe la posibilidad de que se realice un trasplante de donante vivo.

En España los trasplantes están coordinados por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), entidad perteneciente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, encargado de las funciones vinculadas con la obtención y utilización clínica de órganos, tejidos y células.

Según los datos proporcionados por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, SEPAR, el trasplante pulmonar se realiza en España en 7 hospitales: Hospital Vall d’Hebron de Barcelona; Complejo Hospitalario de A Coruña; Marqués de Valdecilla de Santander; La Fe de Valencia; Puerta de Hierro de Madrid; Reina Sofía de Córdoba y 12 de Octubre de Madrid. Todos realizan una media de entre 20 y 30 trasplantes anuales, cifra que se considera óptima.

Por su parte, existen 28 unidades de trasplante hepático en España. Al menos cuatro de ellas están especializadas en trasplante hepático infantil. Aquí se puede consultar la relación.

España es uno de los países del mundo de mayor generosidad en cuanto a la donación de órganos. Según refleja la ONT, pueden ser donantes de órganos todas las personas que en vida decidan que, tras su muerte, sus órganos puedan servir para salvar la vida de otras personas, o mejorarla.

Más información sobre Transplantes

 

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?